El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player















  

En el transcurso del año 2002 Darío Urzay creó una indumentaria para el Athletic, recreando un fragmento ampliado de una obra del propio artista. Es una pintura que la Coleccion Guggenheim Bilbao posee y que fue adquirida en 1997 por el museo.

Aquella vestimenta denominada "equipación XX" -en referencia a las dos aspas que aparecen en el escudo del club- fué creada con el sentido de ser utilizada de forma oficial en competición.

Dos años mas tarde, en el 2004, Urzay hizo llegar al Athletic club la propuesta de equipación para poder ser usada en competición oficial europea. Fué un proyecto de autor, no fué un encargo de la asociación deportiva.

Hizo su proposición al club, una vez que el equipo obtuvo la clasificación para disputar un torneo a nivel  europeo.

Mostrada a la junta directiva de la entidad en mayo  y aprobada por unanimidad, paso a ser la equipación oficial destinada a ser inscrita en competición. Como es mandatario primero se inscribieron los colores y posteriormente los modelos de indumentarias, para casa y para  jugar en campo contrario en caso de coincidencia.

La presentación pública se hizo el 14 de junio en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.  La polémica suscitada supera los límites de lo imaginable estando en el siglo XXI.

Mediaticamente  produjo un fuerte impacto. El evento apareció como noticia de portada  en  periódicos y televisiones. La rotura de esquemas en lo que para muchos traspasaba los límites de lo aceptable,  provocó  el rechazo de los mas puristas. Sin embargo la operación fue bastante beneficiosa - en términos económicos y de marketing- para la marca propia de ropa del club y productos oficiales. 

Una vez puesta a la venta, en poco mas de un mes se contabilizaban mas de 3000 peticiones y además , por contraposición, la  camiseta creada para la liga siguiendo el modelo tradicional, disparó sus ventas.

A pesar de lo provechoso del tema, dos meses mas tarde, la camiseta creada por Urzay fué rechazada por una nueva junta directiva. Durante la campaña electoral desarrollada aquel verano, los candidatos, la utilizaron para captar, entre otros votos,  los de aquellos contrarios a la vestimenta bajo la promesa de cambiarla si triunfaban. Como resultado de haber ganado las elecciones, la nueva junta solicitó a UEFA, no el cambio por la elástica tradicional -ya que la otra estaba inscrita siguiendo normas legales- sino poder jugar con la clásica. Esta solicitud se produjo tres dias antes del primer partido oficial en la copa UEFA. Solo los porteros vistieron las prendas creadas por el artista.

Aun no vistiendola, la equipación fue oficial y así aparecía en las páginas web de UEFA hasta que el 27 de febrero del 2005 el Athletic quedo fuera de competición al quedar eliminado frente al Austria de Viena.

No obstante el Athletic la vistió en competición en dos partidos de pretemporada. El 5 de agosto se desarrolló el partido FC Groningen-Athletic Club, en el Oosterpark Stadion. El 7 de agosto se disputó el encuentro SC Heerenveen-Athletic Club, en el  Lenstra Stadium de Heerenveen.

Un mes mas tarde , en rueda de prensa,  Urzay como autor, suspendió la cesión de los derechos al Athletic, al no encontrar sentido a la explotación comercial de aquello que no se iba a utilizar en competición. Permitió  la distribución  de las elásticas que estaban en fase de realización, acordando con los responsables de la marca no producir ninguna mas.  Cerca de 4000 prendas en total estuvieron en proceso de fabricación y decenas de personas en lista de espera para adquirirla. Durante varios meses fueron entregandose las prendas pendientes. Una vez terminadas las existencias y efectuado el reparto, aquella camisetas que habian seguido una edicion numerada, quedaron como objeto de colección.

En el acto público de retirada de derechos , Urzay hizo donación de dos de  las prendas diseñadas al Museo Artium. Estas habían sido solicitadas por la institución con anterioridad.

El artista destinó los beneficios que le correspondieron por la comerzialización de aquellas camisetas, al patrocinio de la temporada de la triatleta Virginia Berasategui. La deportista fue la ganadora del Ironman de Lanzarote y participó en el Ironman de Hawai, prueba que gano unos años después.

Un año después un jurado compuesto por directores de museo y críticos de arte  le concedió el Premio Nacional de Arte Grafico por la labor realizada el año anterior, especificando el jurado sus creaciónes para el Athletic Club. El acto de entrega, presidido por la Ministra de Cultura, se desarrolló en la academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid.

Ese mismo año, 2005, Urzay vistió la elástica en la National Art Gallery de Beijing para recoger el "Excellence Work Award" que le fué concedido por una de sus pinturas en la II Beijing Biennale.